Etiquetas

 

Las “Etiquetas” son una pieza creativa que permite la identificación del producto. Son su cédula de identidad y en ella aparecen los datos de la bodega embotelladora, la Denominación de Origen, el grado alcohólico, el número de registro sanitario e identidad del embotellador y el año de la cosecha.

Suelen estar adheridas a éste o pueden también estar impresas o sublimadas sobre un plástico que lo envuelve o impresas directamente sobre la superficie de él. Sus medidas dependen en gran parte del tamaño del producto.

Otras piezas creativas que suelen estar relacionadas con las etiquetas son las contraetiquetas, los collarines y los capuchones de las botellas.

Las contraetiquetas, como su nombre lo indica, suelen ir en la parte trasera del producto y contienen generalmente datos más técnicos, de calidad o de consumo del producto.

Los collarines son etiquetas colgantes que sirven de refuerzo a la imagen de marca del producto o de la empresa productora y suelen informar de datos de interés comercial.

El capuchón o cápsula es una envoltura de papel metálico, plomo, lacre o material plástico que recubre la parte superior del tapón de las botellas de vino. Garantizan que la botella no ha sido abierta ni su contenido alterado desde que salió de la planta embotelladora.